Nosotros

Cuentan los antiguos textos que en 1666 en una de las avenidas importante de Lima fue descubierto un templo abandonado, donde yacían tras sus polvorientas y añejas paredes, imágenes ocultas donde el Cielo, Infierno y Purgatorio se unían. Se encontraron también recetas milenarias que permitieron crear una carta llena de mística y hondas vasijas donde hasta hoy se maceran y reposan extraños brebajes inspirados en etílicos Dioses como Dionisio y Baco. En este espacio nace LA BASILICA 640, un Restobar conceptual donde podrás dar rienda suelta a tus instintos, disfruta la experiencia.